lunes, 14 de mayo de 2007

El Gozo y la Vida

Ayer estaba trabajando, pensando en eso que me traigo en manos todas las noches: "Mandar el parte de policía, montar el desayuno, atender las últimas entradas..."

Termino todo rápido e intento ponerme a estudiar... no parece funcionar, algo lógico ya que a las tres de la madrugada es difícil sentir apetencia por una programación didáctica de la que te quedan aún 20 folios por inventarte. Pruebo poner música, eso a priori funciona y me hace pensar... De pronto me acuerdo de que tengo que fregar el suelo de toda la recepción y me pongo a pensar en estos cinco últimos años, desde que comencé la carrera... hasta el día de hoy:

Sales hecho un pipiolillo que no sabe ni donde tiene la nariz, lleno de teoría, eso sí, aunque experiencia en la vida cero. Te quieres comer el mundo por momentos, momentos que alternas por supuesto con otros en los que sabes que estás más verde que la cebolla. Tienes experiencias... centrémonos en las sentimentales, ya que estos últimos cinco años si tuviera que resumirlos en una palabra sería eso "sentimiento". Hay frases que las llevas escuchando toda la vida, las tienes más que trilladas... pero realmente no sabes lo que significan hasta que las vives en tus propias carnes. Es ahí cuando entiendes a los viejos cuando dicen "qué sabrán los jóvenes de la vida"... jajaja... y en ese momento te dices a ti mismo "pues sí que es verdad.. qué cojones sé yo de la vida... ¡nada!".
Primero aprendes lo que es el amor, claro, ¡cuando te pillas desesperadamente! y lo peor es que no te suele pasar una vez... ¡que va! Y lo que es aún peor, es que siempre la última vez piensas que es más que la anterior. Ahí tienes varias opciones; o bien volverte frívolo y hacer lo mismo que te han hecho, andar con más tiento la próxima vez; o directamente cerrarte por completo a todo el mundo. También está la opción de que te vuelva a pasar lo mismo... que suele ser lo más habitual.
Más tarde te das cuenta que no sabes lo que es en absoluto la vida hasta que tienes la experiencia de tirarte a la calle como un condenado en busca de trabajo... a no ser que te caiga el trabajo del cielo o que no tengas necesidad de buscarlo porque tengas unos padres que te mantengan como un adolescente hasta que encuentres algo aparente... Pero para los que no lo hemos tenido fácil, ahí nos damos cuenta de lo que es "ser buscavidas".
En el camino vienen muchas más cosas, pero hasta cierto punto pueden tratarse de asuntos triviales y nada comparables con pararte en un momento de tu vida en seco y preguntarte... ¿Qué narices he hecho hasta ahora con mi vida? ¿La habré aprovechado? Hay gente que parece que el paso del tiempo lo llevan fantasticamente. Pero para las mentes pensantes, entre los que me incluyo yo, eso no es ninguna tontería, ya que de una forma o de otra terminas siendo consciente de que vas a vivir una sola vida y cada año que pasa no volverá.
Por último tenemos el tema de la salud y ahí sí que podemos decir que "hemos topado con la iglesia", porque hasta que la vida no te pone en una sitación comprometida quizás no llegas a valorarla completamente...
El caso es que entre batido y batido del mocho, sólo se me ocurra dar gracias, y dar gracias porque aún con todo el camino recorrido, sigo de pie, con mi curro, estudios y encima entero.
¡Qué más puedo pedir!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

hola feo...ya lei tu articulo y en ciertos aspectos me siento muy identificado...espero que la vida te trate bien pues lo mereces y si escribes asi deberias intentar trabajar en periodicos o algo asi jeje weno q m voy por las ramas..q m ha gustado muxo...espero q escribas mas cosas asi y q tenga el privilegio d ser el primero en leerlo..un abrazo y siento q mi comentario no sea muy alla...

Anónimo dijo...

pues si pablin que razon tienes, pero lo bueno de superar las cosas que te van sucediendo en la vida es que aprende de cada una de ellas y a lo largo del tiempo aprendes a solucionar los problemas y a conocer a las personas,y así puedes elegir el tipo de vida que quieres y estar rodeado de lo que quiere y a los que quieres, siempre hay que mirar el futuro con ilusion y alegria, me ha encantado

juannnn dijo...

Yo estoy muy contento con la vida que llevo. Tengo 23 años, una licenciatura, un trabajo que me gusta, mucho tiempo libre para lo que quiero, vivo en el centro de Granada, tengo amigos que me quieren y me apoyan en lo que hago, y una familia. Hay gente que tiene mucho mas que yo y vive amargada por cualquier cosa. Yo hasta ahora he aprendido una cosa: a ser Positivo¡¡¡

LuisC dijo...

Muestras la cara de una persona que no tiene tanta oportunidades como muchas personas pero que,también paralelamente, está en un mundo privilegiado... La vida es un sueño que muy pocos se atreven a vivir. Es aquéllo que deseamos ser y que, aunque parezca mentira, nunca conseguimos ser del todo porque cada meta conseguida tiene sus luces y sombras como la vida misma. Como nuestra propia existencia.

Quizás darle demasiada vueltas a ello no sirva de mucho y simplemente debamos vivir y punto. Disfrutar siendo nosotros mismos en cada momento. ¡Qué bueno es ser agradecido en un mundo en el que la gente pierde el tiempo lamentándose! Así llegarás lejos. Suerte

Orfeo dijo...

Mi querido Pablo...

adentrarse en ti es para mi llenarme constantemente de sensaciones agradables. Si bien es cierto que soy de natural vividor y optimista, yo también me considero en el grupo de los pensantes, y el de los hombres que se detienen a menudo a mirar las cosas por dentro. Por eso en el gozo y la vida que me brotan a mi mismo descubro con alegria que el agua que corre por tu caudal también discurre por el mio; pero ante todo descubro en tus hermosos ojos, esos que tan pocas veces he visto y tantas veces me han hablado, las aristas de una vida verde y segura, tierna y grandiosa, que te hara una criatura tan libre y deliciosa, tan envidiable a los ojos de las almas cobardes, que me estremezco multiplicando en mi gozo de vivir el sentimiento del tuyo. Una criatura aparentemente exigente, porque necesita de la belleza para creer en la vida, se merecere un futuro como el que yo sueño para ti. Muchos besos corazón, espero verte pronto.

alex dijo...

Hay gente que opina que fregar el suelo es algo mecanico, rutinario, que no aporta nada, yo por el trabajo, friego muchos suelos, y mientras friego me he hecho las mismas preguntas que tu ¿que he hecho con mi vida?.

Muestras la cotidianidad, lo ordinario, lo que carece de importancia, ¿a quien le importara que hagas los partes, frieges el suelo, estudies y demas? pues esas pequeñas cosas son las que nos van haciendo como somos, son las que van haciendo la vida, es la "intrahistoria" que decia Miguel de Unamuno.

Cuando friego, hay veces que miro para atras, y me veo a mi mismo, en diferentes epocas, con diferentes ideales, unas triste, otras alegre, siempre con ganas de vivir, y siempre queriendo llevar una vida digna de ser vivida. Pablin, gracias por pensar en ti mismo, en la historia de tu vida y en compartirla con los demas.

Miguelakos dijo...

¡Qué más puedes pedir...! Poco más, supongo. Que cada año que pase puedas hacer una reflexión así (mocho en mano o no) y sentirte afortunado y dichoso de tu existencia... Dices bien, cada año es único y no volverá. Think, believe, dream and dare (no es mía). Espero verte pronto.